El salsifí: ese gran desconocido

El salsfí es uno de los grandes desconocidos. Por eso, si quieres ampliar tu consumo de tubérculos, que como sabes son uno de los alimentos más nutritivos y económicos que la naturaleza tiene para nosotros, hoy te proponemos el salsifí.

Posee muchas propiedades nutritivas, por lo que es un buen aliado en tu dieta. Te preguntarás ¿a qué sabe el salsifí? Pues bien, aunque hay muchas opiniones respecto a su sabor, podemos decir que tiene un sabor parecido a las alcachofas o espárragos. Visualmente, hay quien le encuentra parecido con el nabo o las zanahorias.

Propiedades del Salsifí

El salsifí, es rico en minerales y vitaminas. Ejemplo de estos minerales son: hierro, potasio, calcio, manganeso, fósforo, magnesio, cobre. Como vitaminas contiene: vitamina C, vitamina B5, vitamina B, vitamina B2, vitamina B9 y vitamina B6. También contiene cantidades significativas de fibra dietética, proteínas e insulina.

¿Cómo es la planta?

Podemos definir la planta como un tallo erecto, su raíz mide aproximadamente entre 15 y 30 cm de altura. Es una planta de hojas verdes, delgadas, similares a la hierba, que produce flores rodeadas de brácteas verdes.

Su raíz es delgada, con forma de zanahoria y cubierta con una piel áspera en la superficie.

Siembra

Es muy importante si vas a cultivar salsifí, que le proporciones un suelo fértil y profundo, ya que resulta esencial para que se desarrollen bien las raíces. Mejor que no tenga piedras o grava ya que produce deformaciones en las raíces.

Se planta en primavera más o menos a un centímetro de profundidad.  Una vez que la planta se ha desarrollado resiste a la sequedad.

Beneficios

  • Es bueno para la digestión, ya que favorecen la formación de bifidus, bacteria que genera enzimas digestivas. Si sufres problemas intestinales puede ser una buena opción adoptar el salsifí a tu dieta.
  • Fortalece sistema inmune.
  • Mejora la presión sanguínea, su alto contenido en potasio hace que sea un vegetal ideal para controlar la presión alta.
  • Previene la formación de células cancerosas
  • Buenos para los huesos
  • Ideal para bajar de peso

Usos del salsifí

Al ser un tubérculo como la patata se hace necesario unos 15 – 30 minutos de cocción. Lo puedes usar como las patatas, frito, en puré, al horno, al vapor… ¡como más te guste! Una buena opción si estás cuidándote puede ser hervido.

Espero que le des una oportunidad en tu dieta.

Si te ha resultado interesante, quizás te interesen el siguiente artículo:

Propiedades de la rúcula

Si te gusta Humoeco, no dudes en seguirnos en redes sociales:

Para seguirnos en Facebook pincha aquí

Para seguirnos en Instagram pincha aquí